Esperanza TLP

Información acerca del trastorno limite de la personalidad.


4 comentarios

TLP y la falta de energía

El día de hoy, desde que desperté, simplemente no tenía ganas de moverme ni pararme ni hacer nada. A veces así me sucede y creo que a otras personas con trastorno límite también les pasa. No se exactamente por qué suceda, creo que es una mezcla de varias cosas. Para mi fue una mezcla de que he estado haciendo ejercicio, desveladas y un poco de estres emocional. Tener trastorno límite muchas veces signfica ser muy sensible emocionalmente. Ayer estuve platicando con un amigo y estuve recordando mi vida hace unos años, cuando todo era un caos y sólo existía en modo sobrevivencia. A pesar de que estoy consciente de lo mucho que he avanzado y de que ya no estoy en ese lugar, fue un poco emocional simplemente recordar esa época, recordar lo mucho que sufría y hacia sufrir a los demás. Creo que una parte de mi aun se siente un poco avergonzada de esa época en mi vida, cuando tenia que inventar miles de cosas para poder dar un poco de explicación a la locura que era mi vida. El resultado de esas pláticas, mucho ejercicio y la desvelada fue que hoy simplemente tuve cero energía.

Soy muy sensible a mis emociones y muchas veces veo este reflejado en mis niveles de energía. Si me siento de muy buen humor, tengo mucha energía; si me siento de muy mal humor, tengo cero energía. Creo que esto es parte de la volatilidad emocional que es parte de TLP, pero es importante aprender a convivir con ella. Muchas veces me angustia mucho que vaya a entrar en un estado de depresión y toda mi recuperación se vaya a la basura, pero en las clases de DBT que tomo estuvimos platicando de esto, estuvimos platicando de como a veces necesitamos un respiro y cómo un día de flojera no es tan grave. Quizé hacer esta entrada para decir a los demás que a veces vamos a necesitar un dia de descanso o un dia de llevar las cosas más tranquilas, eso no significa que estamos teniendo un retroceso, sólo significa que somos humanos y a veces necesitamos un pequeño respiro. La volatidad de las emociones y energía puede ser difícil de manejar, pero se hace mil veces más difícil cuando queremos hacerlo perfecto y jamás bajar el ritmo. Si necesitas bajar un poco el ritmo por un dia o unas horas, eata bien, hazlo. Probablemente después de ese respiro vas a poder retomar tu vida con más energía y quizá hasta evites una posible crisis. Recuerda que es muy importante tenernos paciencia y compasión, estamos trabajando para ser mejores y toma tiempo.

Anuncios


2 comentarios

Síntomas del Trastorno Límite de Personalidad

De acuerdo con el DSM-IV, para ser diagnosticado con trastorno límite de personalidad, una persona debe de mostrar un patrón constante de comportamiento, que incluya al menos 5 de los siguientes síntomas:

  • Reacciones extremas -incluyendo pánico, depresión o acciones frenéticas- al abandono, ya sea real o imaginario.
  • A patrón intento de relaciones conflictivas con la familia, amigos y seres queridos. Alternando entre extrema cercanía y amor (idealización) a desagrado extremo y enojo (devaluación).
  • Imagen propia distorsionada e inestable, que puede resultar en cambios súbitos de emociones, opiniones, valores, planes y metas en el futuro (tales como cambios de elección de carrera o trabajo).
  • Conductas impulsivas y muchas veces peligrosas, tales como: tener sexo de form no segura, abuse de sustancias tóxicas, manejar de forma imprudente, comer cumplusivamente.
  • Constantes conductas suicidas, amenazas suicidas o autolesionarse, como cortarse.
  • Intestabilidad emocional, marcado por intensos cambios de humor. Por ejemplo: episodios intensos de ansiedad o irritabilidad, que pueden durar unas horas (en casos muy raros, incluso dias).
  • Sentimientos crónicos de vacío
  • Enojo intenso e inapropiado, dificultad para controlar el enojo.
  • Pensamientos paranóicos relaciones a estrés o síntomas disociativos, tales como sentirse fuera de si mismo, perder contacto con la realidad.

Sigue leyendo


3 comentarios

¿Quien soy?

Hola mi nombre es Romina, vivo en México, tengo 26 años y aún no decido bien todo lo demás. Desde hace muchos años he brincado de un terpeuta a otro y de un diagnóstico a otro. Finalmente desde hace apróximadamente un año me diagnosticaron con  Trastorno Bordeline  o Trastorno Límite de la Personalidad.

Me he dado cuenta de la poca información que hay en español acerca del tema y la poca que hay, muchas veces es incorrecta; asi que decidí comenzar mi propio blog y poner mi granito de arena.